El CEN del PRI, revive ejemplares de corrupción

*Su Consejo Político habilita a Peña, Nemer, Del Moral, íconos de la inmoralidad

Por Luis Repper Jaramillo*

lrepperjaramillo@yahoo.com

Por no preparar cuadros, por pretender revivir el pasado con acciones desesperadas, por reivindicarse, pero sobre todo cargando el vergonzantes lastre de la corrupción e impunidad que le hicieron perder todo en las alecciones de julio pasado, el Partido Revolucionario Institucional (PRI), vuelve atrás pisando su propio estiércol pretendiendo convencen al colectivo que se levantará de sus cenizas… ¿para qué?… seguro para hundirse más.

Dice el refrán popular que “chango viejo no aprende maromas nuevas”  y en el marco de los trabajos del Consejo Político Nacional del partido, lo que queda de éste, removió escombros, hurgó en el escusado, levantó miserias, pero ocultan sinvergüenzadas de sus dirigentes. No entienden estos decrépitos priistas el hartazgo popular que sentimos por ellos, por sus actos corruptos, indecentes, mentirosos, deshonrosos a su palabra. En el año 2000 les dimos una muestra, 18 años después les repetimos la dosis, y toda vía buscan reivindicarse con los mexicanos que los detestamos.

¡De verdad, hay que ser sínicos y de flaca memoria, para creer que el PRI volverá a ser lo que fue!…  Sí, una dictadura perfecta y un miserable ente cimentado en la corrupción, el valedramismo, la impunidad y la deshonestidad, ¿verdad, Enrique Peña, Luis Videgaray, Luis Miranda Nava, Miguel Ángel Osorio Chong, Rosario Robles, Gerardo Ruiz Esparza, Emilio Gamboa, Manlio Fabio Beltrones, Javier Duarte, César Duarte, Beto Borges, Arturo Montiel, Carlos y Raúl Salinas de Gortari, Roberto Madrazo, Manuel Bartlet, Carmen Salinas, Humberto y Rubén Moreira, Mario Marín, Fausto Vallejo, Tomás Yarrington, Eugenio Hernández, Carlos Romero Deschamps, Víctor Flores Morales, Francisco Labastida Ochoa, Eruviel Ávila Villegas?… y miles más, simulando reconstruir sobre ruinas de las que emanan pestilentes humores de muerte, tranzas, desfalcos, robos, impunidad y desvergüenza.

Y todavía, crédulos, cándidos, inocentes, torpes o ignorantes, los mexicanos seguimos manteniendo a este miserable instituto político a través de las prerrogativas (dinero digno) del que nos despoja la SHCP (nuestros impuestos), para dárselo al elefante blanco INE,  que  ministra recursos al PRI para subsistir.

¡De verdad, los mexicanos no aprendemos de nuestros errores y seguimos (a nuestro pesar) manteniendo partidos y políticos parásitos, holgazanes que ningún beneficio aportan a quienes los subsidiamos, bajo el peregrino argumento de democracia; más bien la interpretación que ellos hacen de este sistema político.

El ejemplo más vil de lo expuesto es el lamentable y frustrante sexenio priista de Enrique Peña Nieto, con resultados miserables, inhumanos, deshonestos e impunes que dejó este nefasto mexiquense, considerado el presidente más burro, corrupto, incapaz, inculto, deshonesto, inmoral, etc. que ha tenido México en su historia.

Las cifras negras de todos los renglones de su gestión gubernamental lo evidencian, exhiben y denostan. No las señalo porque además de padecerlas, son del dominio público; están vigentes.

Y como el Jefe fue inmoral, el resto de sus colaboradores siguieron el mismo patrón. Líneas arriba cité algunos nombres, muchos de ellos indemnes disfrutando sínicamente, con su familia, los dineros hurtados a los mexicanos, que por “compromisos” entre Peña y López, quedará en el limbo, no se los tocarán ni con el pétalo de una denuncia porque quedó “pactado” en los misteriosos encuentros entre el tabasqueño y el mexiquense en Palacio Nacional.

Bueno, a pesar de ese desastroso paso de Peña Nieto por Los Pinos, entre 2012 y 2018, al incompetente lo reviven políticamente al nombrarlo Consejero Político Nacional del PRI, órgano de decisión que palomea cargos, candidatos, direcciones, integrantes del Comité Ejecutivo Nacional, con peso específico en el cargo.

Y si a un sujeto así, sus “cuates” lo consideran digno, puedo imaginar la calaña de que están hechos los proponentes, los receptores y los decididores. Por eso está como está el PRI, en la vergüenza, en la inopia (moral, ética), en la incredulidad y el desprecio popular.

Además de Peña, la dirigencia nacional del moribundo PRI, integró al Consejo Político Nacional a otros dos mexiquenses ¡qué raro! compinches y testaferros del primero. Ernesto Nemer (hoy beneficiado con una diputación federal), de negro pasado en su gestión como Presidente Estatal del PRI, para la elección del gris gobernador Alfredo del Mazo Maza (¿si alguien lo ha visto? díganle por favor que el Estado de México se deshace en corrupción, inseguridad, feminicidios, descuido y desprestigio), pues como líder del tricolor local robó los dineros para salarios, viáticos, apoyos, etc. de los operadores, militantes, coordinadores de campaña que hicieron ganara un fantasma que cobra en Palacio de Gobierno, de Toluca.

Habilitaron también como Consejera a Alejandra del Moral, quien al igual que Nemer despreció a las bases tricolor mexiquenses, en plena campaña gubernamental. Esta verdad es exhibida por Cuauhtémoc García Ortega, Presidente del Grupo Político Estado de México, operador y acarreador de gente a los mítines de campañas, quien acusa a la dupla Nemer/Del Moral, de desaparecer y actuar en total opacidad los recursos locales y federales para el proceso electoral que llevó al gobierno mexiquense a Del Mazo Maza.

¡Qué dignos Consejeros Políticos serán ambos!, ¿verdad? Al estilo PRI.

Pero vamos a lo que acusa García Ortega: después de la elección del primero de julio del año pasado hubo dinero que nunca se entregó a la gente, sin claridad en torno a cómo fue empleado y pese a que llegó dinero federal y estatal al PRI mexiquense.

-¿Qué pasó con el recurso de campaña? Porque hubo recurso federal y estatal porque fue concurrencia de elección, pues solamente ellos saben ante la opacidad en que se ha movido el Comité Estatal sólo atinaron a correr a la gente.

Continuó Cuauhtémoc García: sin razón alguna, desde la campaña a la gubernatura del Edomex en el PRI empezaron a despedir personal y a todas las secretarías incluyendo a Grupo Político, les quitaron su fondo para giras, campañas y gasolinas, con el argumento de que la coordinación general tenía muchos gastos.

Desde 2017 en la campaña empezaron a correr a mucha gente para meter a los amigos de Ernesto Nemer y a los amigos de Alejandra del Moral

Y se repite la historia. Si en el PRI Estado de México se actuó, como denuncia García Ortega, en el CEN se repite la dosis: Peña Nieto Consejero Político y jala a sus rémoras Nemer/Del Moral, que nos lleva a intuir “quien por su gusto muere, hasta la muerte le sabe”. Dignísimas personas revividas por el PRI Nacional. Tres insignes corruptos, señal inequívoca de que este partido seguirá siendo perdedor y reclutador de escoria.

Ahí le van otros nombres de “pristinos” priistas que han dado muestra de corrupción, incapacidad e ineptitud en cargos detentados que el CEN elevó a miembros de la Comisión Política Permanente. Sólo mencionarlos produce urticaria: Claudia Ruiz Msssieu (aun presidenta nacional), Miguel Ángel Osorio Ching, (Ufff, indigno ex Secretario de Gobernación y de nebulosa ética), René Juárez Cisneros (perdedor de la presidencia de México, se la entregó a López Obrador), Ernesto Nemer (corrupto ex dirigente estatal del partido en el Edomex), Alejandra del Moral (clon de Nemer en deshonestidad e inmoralidad), Arturo Zamora (actual gris Secretario General del tricolor. Su paso es invisible e inservible) e Ismael Hernández Deras.

Con estos nombres, “cualidades”, deshonestidades, currícula, opacidad e inmoralidad, el PRI pretende resurgir de sus cenizas. Dudo que lo logre, porque 76 años de corruptelas, mentiras, engaños, tranzas, impunidades, deshonras e indiferencia a los mexicanos imposible de borrar. Si en la elección del 2000, se le dio una muestra de desprecio, hartazgo y castigo. En 2018 no corrigieron los errores, al contrario sumaron indolencia, permisividad, manga ancha, etc. de un presidente inculto, incapaz, inmoral, perverso, que mintió y deshonró su palabra: les repetimos la dosis. Una derrota vergonzosa, ganada a pulso.

Si con esos sujetos en el Consejo Político y en la Comisión Política Permanente pretenden enfrentar campañas y recuperar posiciones importantes, no es la solución a sus problemas.

Si no aplican un cambio generacional, sacando a los eternos dinosaurios  (Gamboa, Beltrones, Romero Deschamps, Flores, Moreira, Salinas, Murat, etc.)  los electores de hoy les darán reveces impactantes, porque estos vetustos políticos le juegan al olvido, a dejar que las cosas pasen… pero olvidan que existen redes sociales, Internet para revivir el pasado  que ellos forjaron, impusieron, corrompieron y pretenden borrar.

Lástima priista, los mexicanos sí tenemos memoria.

 

 

*Miembro de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión (ANPERT) y de Comunicadores por la Unidad (CxU)

Be the first to comment

Leave a Reply

UA-49372209-1