El futuro ya nos alcanzó, pero ojo, las Universidades deben hacer su parte en las carreras del futuro

Por Daniel Lee

Que el mundo del trabajo ha variado en los últimos años. Eso es una realidad y es fácilmente comprobable. Nuevas modalidades de empleo (a distancia, o home office; freelance, en colaboración con otros empleados), terminologías tan novedosas como extrañas que se insertan en nuestros diálogos cotidianos (networking, branding, síndrome de burnout) y todo tipo de nuevos puestos (CEO, Community Manager, Project Manager)… Y una larga lista de etcéteras.

Que los jóvenes mismos han cambiado su forma de ver sus prioridades, tampoco es novedad. Hoy mismo muchos voltean más a ver qué carrera les puede ser más atractiva, pero a diferencia de otros tiempos cuál de ellas les puede representar un futuro más sólido y sobre todo, con mejores oportunidades laborales, de crecimiento, pero ahora con mayores márgenes de flexibilidad, en los que se privilegia más el equilibrio del tiempo y la productividad.

Quienes actualmente integran la denominada fuerza laboral del país se caracterizan por la inevitable impaciencia generada por las nuevas tecnologías, con constantes revisiones de lo que ocurre en el móvil y una clara preferencia por las metodologías de trabajo relajadas que permiten un mayor tiempo de ocio.

La generación que desde hace algunos años intenta hacerse un lugar en el mercado laboral, y que actualmente se prepara para cambiarlo de manera radical es la denominada Generación del Milenio.

Su forma de comunicar es distinta a la que tradicionalmente conocemos; la manera de atraer su atención es igualmente diferente,  como lo son también sus aspiraciones profesionales.

Ahí radica uno de los mayores retos para hacer de cada actividad, no un lastre, sino una forma de vida que les llevará a mejores estadios de bienestar.

Sin embargo, desde ya, es una prioridad cambiar en las universidades planes de estudio más apegados a su nueva realidad. Crear nuevas carreras es hoy más apremiante.

En un rango de edad de entre los 18 y los 34 años, estos jóvenes pertenecen a  ese segmento de la población: los Millennials

Como se ha dicho, la visión profesional y del trabajo para los millennials es algo diferente de la que habitualmente conocemos, pues tiene rasgos muy específicos y también más demandantes.

Estos jóvenes se caracterizan por anteponer la comodidad personal a las clásicas responsabilidades de las que se jactaban nuestros padres y abuelos.

Es con esta generación del Milenio que el mundo del trabajo promete cambiar completamente, por eso, la escuela de negocios The Valley Digital Business School elaboró un informe en el que plantea, cómo será el trabajo en los próximos años. En un futuro, el mercado laboral se adaptará a las exigencias de los millennials adquiriendo, entre otras,  las siguientes características:

La competencia por encontrar a los profesionales más talentosos en su rubro se incrementará cada vez más, al tiempo que mejoraran las técnicas para retener los perfiles más destacados en las compañías o empresas.

Cuando hay una referencia hacia esta generación, diríamos: “es que los chavos vienen con otro chip”. Y es cierto, pero para dimensionar qué significa esto, qué tan relevante puede ser, necesariamente nos lleva a la necesidad de conocer más de esta nueva camada de jóvenes.

Será necesario abrir más el conocimiento. Conocer más acerca de ellos; tener claro qué es lo que realmente quieren, qué necesitan, qué papel jugamos como sociedad, pero sobre todo que toca a cada quien hacer.

Esto debe comenzar desde la escuela, desde la carrera que elijan, y la motivación por hacer del estudio la herramienta y la base fundamental para crecer y emprender.

Uno de los grandes desafíos será  que los jóvenes estén bien informados, conozcan acerca de más carreras, no subestimar ninguna aunque sea técnica. Vale decirlo, en México hay una importante demanda de técnicos especializados, pero pocos lo saben.

Y para hablar de las carreras del futuro no tenemos que cifrarlo únicamente en la robótica, por ejemplo.

 

Ya llegaron… están ahí, existen las vacantes. ManpowerGroup Addeco, OCC Mundial, Linkedin y otras bolsas reconocidas en recursos humanos, tienen coincidencias en que los perfiles han venido cambiando. También han identificado cada vez mayor demanda en especialidades como el Community Manager, dicho en otras palabras, el administrador de redes.

 

En Gobierno, por ejemplo, gradualmente va creciendo su presencia. Algunas dependencias, en este caso como la Procuraduría General de la República, Protección Civil, la misma Presidencia de la República descargan una responsabilidad muy delicada en esos jóvenes, cuyo rasgo principal radica en que son muy reactivos, por ello viven pegados literalmente al celular a otros dispositivos móviles, como una extensión de ellos mismos.

 

Para muchos especialistas algunas “posiciones del futuro” tienen que ver con la 4ta Revolución Industrial, donde hablamos de una época de conocimientos y de cambio tecnológico intenso, donde se calcula que a nivel global se van a perder tal vez siete millones de posiciones, porque van a ser sustituidas por robots, por un software o por algo que no sea humano. Inteligencia artificial que ya es creada por esos millennials.

 

Y volvamos a esas llamadas carreras del futuro para los millennials. Algunas van escalando posiciones conforme a la realidad que vivimos.

 

Por ejemplo: Creador de Partes del Cuerpo, es una de las carreras del futuro; otra más, granjeros de alimentos creados mediante la genética; granjero eólico, diseñador de vehículos alternativos, ingeniero biorefinador, diseñador de contenidos a la medida, administrador de información que no sirve, bróker de tiempo; personal brander, consultor de avatars, abogados virtuales, policías de la modificación del cambio climático, especialistas en seguridad biomédica, especialista en archivo virtual, nanomédico.

 

Esto es lo que está siendo requerido, no todas, pero gradualmente en el futuro mediato vamos a necesitar esto.

 

Y en eso habrá que poner mucha atención: porque esto es lo que debemos visualizar ya. El futuro ya nos alcanzó, y en esta nueva realidad los jóvenes, los millennials, juegan un papel fundamental.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

UA-49372209-1