Emprendedurismo, una asignatura pendiente

Por Leovigildo Chávez 
 La promesa de poner a México en materia económica en primera línea simplemente ha quedado rezagada, la historia reciente da muestra de lo poco que se ha hecho en esta materia, y si de proteger a las empresas se trata el panorama no es halagüeño, pero menos aún si de emprendimiento se habla, el tema pareciera que no está en la agenda pública, se considera un tema menor, finalmente esto tiene mucho que ver con el modelo educativo y esto no es prioridad para el Estado Mexicano.

El emprededurismo o emprendimiento es una mezcla fascinante entre la destreza y el conocimiento para generar modelos de negocio sustentables y sostenibles, su desarrollo debe de impulsarse de manera prematura en la educación básica para detectar estas habilidades y seguirlas desarrollando con el paso de los años, por ello el modelo educativo juega un papel fundamental en la generación de los futuros jóvenes talento que finalmente se convertirán en los Empresarios del mañana.

Hablar de Empresarios es hablar de emprendedores, de hombres y mujeres que todos los días arriesgan su capital y sus sueños por generar la riqueza del país y los empleos que tanta falta le hacen a nuestra nación. El término Empresario viene de Emprendedor y a su vez Emprendedor viene del francés entrepreneur, que describe a una persona que inicia un negocio asumiendo los costos de su aventura.

Los Emprendedores generan su propia marca, diseñan sus productos y registran sus patentes para asegurar su propiedad intelectual, la investigación y la inversión como binomio constante debe permanecer en la mente del Emprendedor para mantenerse a la vanguardia y seguir desarrollando nuevos productos que le brinden satisfactores a los mercados, el rol del financiamiento, la ciencia y la tecnología son imprescindibles para poder innovar todos los días, los países desarrollados lo saben y protegen a sus Emprendedores, pero la realidad en México es totalmente contraria, aquí se termina destrozando los sueños de cualquier emprendedor, y para muestra el índice de mortandad de las empresas MiPymes, y ni qué decir en el plano internacional, en materia de innovación estamos fuera de la competencia.

El ranking 2016 de Global Innovation Index que mide el desarrollo de las naciones por su innovación destaca en los primeros lugares a Suiza, Suecia, Reino Unido, Estados Unidos, Finlandia y Singapur, México aparece en el lugar número 61 por debajo de Mongolia, Ucrania, Vietnam y Armenia

Los países crecen por sus empresas y la riqueza que estas generan, abatir el rezago laboral no tiene secretos, la clave está en generar cientos de Emprendedores que generen miles de empresas y que estas a su vez generen millones de empleos.

Las grandes Empresas trasnacionales son orgullo de sus naciones y sus marcas y patentes son protegidas por sus países de origen, y para muestra solo hay que voltear a ver a las grandes petroleras norteamericanas a las que su gobierno protege y vela por sus intereses, en México la historia es diferente; primero se desmanteló al Instituto Mexicano del Petróleo que era el encargado de la investigación e innovación en materia petrolera, luego se puso prácticamente a remate a la única petrolera mexicana Pemex, y peor aún, se le obligará a competir en total desigualdad de circunstancias, la crónica de un desastre anunciado es inminente, está ya en el umbral de la puerta, y qué decir de la marca cervecera que hacía latir el corazón de quien visitaba Europa y que se encontraba con una cerveza de marca mexicana que competía a nivel internacional y que finalmente sucumbió ante la feroz competencia mundial, de la Banca ni hablar, pocos son los bancos mexicanos que subsisten, muchos pasaron a engrosar la historia de las que fueron las grandes marcas orgullosamente mexicanas.

Los mercados internacionales exigen estándares de alta calidad y competir con marcas de orgullo significa cumplir con estándares de gran calado, de calidad mundial, sofisticar los negocios, generar plataformas tecnológicas, entrar al mercado del e-commerce, de la venta en línea, de la conectividad, de la productividad, pero más aún; es apostarle a la innovación, a la ciencia y a la tecnología, sin ello México seguirá rezagado en materia de competitividad, sin modelo educativo, sin cultura del emprendimiento, sin políticas públicas que impulsen a la economía del conocimiento seguiremos siendo la mano de obra barata, el país de los mejores trabajadores, condenados a no poder generar nuestras propias empresas y menos aún a competir con nuestras marcas orgullosamente mexicanas, en pocas palabras; seguiremos siendo un país de empleados y no de empleadores.

 

Leovigildo Chávez López

www.leovigildochavez.com

@leovigildochl

 Leovigildo Chávez López

Articulista Político, Líder Empresarial, Creador del Concepto de Economía de Barrio en México y ex Vicepresidente de Coparmex

Be the first to comment

Leave a Reply

UA-49372209-1