Es verdad, la mayoría de mexicanos estamos de mal humor

*El mal humor es causal, no casual

Por Luis Repper Jaramillo*

lrepperjaramillo@yahoo.com

Acusó Enrique Peña Nieto a los mexicanos de “estar siempre de mal humor”, y para no falsear la frase dijo textual “se dice que no hay buen humor, que el ánimo está caído, que hay mal ambiente, un mal humor social”, y no es para menos; ¿usted, percibe lo contrario?, entonces desde arriba, desde la cúpula del poder las cosas se ven diferente, ¡claro! tienen su vida resuelta, gozan de gran capacidad salarial y beneficios que más de 119 millones 950 mil mexicanos (de los 120 millones) no reciben, están coptados, y aun así ¿quiere que sonrían?

El mal humor no es casual, no se compra en el estanquillo de la esquina, en la farmacia, en el súper, éste estado de ánimo social es causal, debido a las fallas, omisiones, corrupción, impunidad, desprecio de la clase política y gubernamental por la ciudadanía. Su élite, como digo, tiene su vida y la de 3 generaciones más, resuelta, calidad de vida que los millones de compatriotas le dan a su sector a través de los impuestos, castigos, multas, sanciones, endeudamientos, trampas a la población que hace país, que hace gobernanza, que hace sociedad.

Desde la comodidad de una oficina con aire acondicionado, mullidos sillones de piel, con servicio de bebidas y botanas de gourmet, en mentirosas juntas y reuniones de gabinete, se toman decisiones que en vez de beneficiar a los mexicanos, los margina, castiga, ofenden.

En reiteradas ocasiones, en este mismo espacio, he señalado que al menos este gabinete no reúne los perfiles profesionales para desempeñar el cargo, son funcionarios, amigos todos, que vienen desde el Estado de México, pero no pasaron por los exámenes de Control de Confianza, habilidades, capacidades, vocación de servicio, etc. pero había que incluirlos porque son el equipo de los “Golden boys” mexiquenses.

Los resultados saltan a la vista. Pobreza, más de 52 millones de mexicanos están en el rango de pobreza y pobreza extrema; el desempleo galopante, más de 20 millones de connacionales desplazados, ingresados a la economía informal por falta de oportunidades, porque las políticas públicas laboral, económica y financiera, están colapsadas.

La inseguridad es la carta de presentación internacional, al grado que países como Estados Unidos, piden a sus ciudadanos evitar vacacionar en zonas conflictivas como Acapulco, Michoacán, Tamaulipas, Chiapas, Oaxaca, la Ciudad de México. Un día sí y semanas posteriores también hay balaceras, desollados, enfrentamientos de los cárteles, secuestros, asaltos; corrupción e impunidad de funcionarios judiciales, policiacos y crimen organizado.

Y así quiere que los mexicanos sonriamos. El único consuelo y paño de incapacidad que tenemos es convivir y recibir en casa los fines de semana, a los hijos y nietos para hacernos la vida más placentera, sabedores que el siguiente día, al salir a trabajar nos enfrentaremos a prohibiciones (Hoy no circula, fotomultas, reglamento de tránsito, inmovilizadores, marchas, plantones, bloqueos, asaltos, parquímetros, etc.) que el gobierno federal y el de la CDMX nos infringen con afán recaudatorio.

¿Y aun así quiere ver sonrisas y buenas caras?

Pregúntele al desempleado, al profesional con licenciatura o doctorado que tiene que vender mercancías, conducir un taxi o subemplearse, porque no hay trabajo en la carrera que eligió. O bien, dígale que sonría a las víctimas de asaltos en el microbús, en la esquina por el semáforo o al anciano que luego de cobrar su raquítica pensión, es despojado por la mafia, que los policías saben que existe, en dónde se ubica, pero en complicidad roban ese digno dinero.

Y que nos dice de esta decisión Federal y local, de quitarnos el derecho de circular 3 días a la semana (Fase 1 de Contingencia Ambiental, o dos por Hoy no Circula normal), cuando el propietario del vehículo cumplió con todos los pagos: refrendo/tenencia, verificación 2 veces al año, costos de papeleo del auto, etc.), prohibición que si no se cumple tiene una multa de hasta 1500 pesos, y está comprobado por el Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM, que los automóviles no son el factor primario de los altos índices de ozono (representa sólo el 35%), sino los vehículos públicos como taxis, microbuses, trocas, cargueros, autobuses, vans, Metrobús, parque vehicular de los gobiernos, industrias, refinerías, centrales eléctricas, etc.

Y aun así quiere sonrisas y excelente humor, ante la incompetencia oficial de proporcionar calidad de vida a los mexicanos.

Ahora resulta que se siente incomprendido, ¿por quién?, por la ciudadanía o por la apreciación que tiene que sus reformas políticas no le han dado resultado, o porque su administración no funciona. ¿Acaso piensa en la incomprensión que tienen los mexicanos porque van 3 años y medios y sus ofertas de campaña no aterrizan, sigue la carestía de la vida, los salarios estancados, lo poco que gana, quien tiene la fortuna de un empleo, se va en impuestos, multas, mientras la clase política mantiene un nivel de vida infinitamente superior a los contribuyentes y su familia.

Incomprendido es aquel pensionado y jubilado, a quien amenazan –rumores o no- de que el IMSS, ISSSTE, PEMEX (hoy Empresa Productiva del Estado) ya no tienen para pagar pensiones y dejan ver la posibilidad de ya no depositarlas.

Y aun así quiere que esbocemos risas y carcajadas, cuando su amigo Rafael Pacchiano, que cobra como Secretario de Semarnat, amenaza abiertamente a los más de 5 millones de propietarios de automóviles que a partir de julio las verificaciones serán más severas y por ende –seguramente más caras- con la intención de quitarnos de maneras definitiva el legítimo derecho de poseer un auto. Agregaría que además de amenaza es bullying.

El mal humor de los mexicanos, no es sólo un estado de ánimo, sino la indignación, ira, coraje, desilusión, impotencia, de que pese a las promesas políticas (eso es… sólo politiquería) de campaña la situación del país no cambió, sino empeoró, y ésta actitud  permanecerá porque la clase política y administrativa vive en otro mundo, alejada de la realidad. El ciudadano está temeroso de salir de casa y no regresar o volver agraviado por asaltos, acoso sexual, por la ineficiencia en la prestación de servicios públicos, por la incapacidad de llevar a la familia un pan, despensa, leche, alimentos por no tener 20 pesos para adquirirlos, mientras su clase, su élite, desayuna, come y cena en grandes y lujosos restaurantes, pagando con dinero que Hacienda y su brazo ejecutor, el SAT, le quita al contribuyente cautivo.

Eso no hace reír, ni mostrar  una cara de satisfacción.

También acusó que varios medios de comunicación –desde luego los no afines al Sistema- emprenden una campaña de desprestigio; se equivoca, “esos medios”, son el único enlace o eslabón entre el hecho y el ciudadano, a quien le dicen la verdad, no maquillada, como lo divulgan los otros.

Los periodistas sólo somos el conducto de lo que vemos, investigamos y sabemos, platicándolo a quienes quieren conocer la verdad. Nuestro gremio no diseñó planes,  programas, estrategias, toma de decisiones y actitudes que los gobiernos dictan; no somos culpables de una realidad real del país. Y al enterarse nuestros lectores, escuchas, cibernautas, televidentes del acontecer diario, toman sus decisiones y expresan su estado de ánimo, sonriendo, murmurando, gritando o maldiciendo. Somos sólo el enlace, no la autoridad oficial.

Ya no retomo hechos, situaciones, deslices de la cúpula política y administrativa de este país, porque se ha dicho todo y más, simplemente reitero: el mal humor de los mexicanos, no es casual, sino causal… El tiempo nos da la razón para no sonreír. Más de tres años de administración Federal y local (GCDMX) son la razón de esta inconformidad pues la calidad de vida de millones de connacionales “prometida”, en muchos casos sigue igual, en la mayoría peor… pero eso sí, las minorías ríen, se carcajean, gozan, porque a ellos “sí les  sonríe la vida” , tienen mejor humor.

En Hidalgo, Todos Unidos Contra Omar Fayad  (TUCOF)

El candidato del PRD a la gubernatura del Estado de Hidalgo, José Guadarrama Márquez, obtuvo el apoyo de líderes del PRI, PAN, Movimiento Ciudadano, Verde, Partido del Trabajo, Encuentro Social, locales para llevarlo al Palacio de Gobierno de Pachuca. 

Entre los dirigentes sumados a la candidatura del Sol Azteca, se encuentran, José Augusto Olvera Esparza, del PRI, Ciro Gómez, empresarial de la zona Tula-Tepeji del PRI; Ana María Hernández, líder del PT, en Mineral de la Reforma (Pachuquilla); Miguel Ángel Castillo de MC. 

Higinio Pérez Porras, del Verde Ecologista en Tezontepec; Efraín González Leal, de Tula; Antonio Simón Mota del PRI, Alejandra Escamilla del PES, en Pachuquilla, Mariela Escamilla del PRI de Mixquiahuala.

Guadarrama Márquez, exhortó a su contendiente del PAN, Francisco Xavier Berganza a sumarse pues juntos, ofreció,  lograremos el cambio con un solo candidato en contra del priista Fayad Meneses.

*Miembro de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión (ANPERT)

Be the first to comment

Leave a Reply

UA-49372209-1