#HablemosAlGrano/Y si habláramos de mejorar la calidad de vida…

Lo decía en la plática de #HablemosAlGrano, Guadalupe Arellano, presidenta de Ancifem, pero también ha ido tomando fuerza el tema, o como ella misma lo dice “hay que hacerlo visible”: me refiero a la necesidad de generar las condiciones para reconocer el trabajo que están haciendo las mujeres (y los hombres, diría yo), en esto de construir el capital humano y social del país desde las familias, desde los hogares.

Es decir que desde casa, desde el hogar, forman ciudadanos con el ejemplo que arrastra, que convence, que orienta y corrige. Hoy este trabajo no se reconoce como tal, pareciera que las mujeres que no están en una oficina o el algún centro laboral diferente al de la casa, simplemente ‘no trabajan’.

Estamos perdiendo esa fortaleza que como sociedad nos ha caracterizado, con consecuencias que ya se ven venir hoy, ya con casos de algunos hijos, jóvenes que viven con el síndrome del Yo-Lo, “yo lo merezco, yo lo quiero, yo lo necesito…”

Un tema que es, en algunos de los casos por la ausencia de papá o  mamá o de ambos en casa y que se da por necesidad, porque la graaan cantidad de empleos que se generan y que particularmente este gobierno federal se empeña en presumir, no detallan que estos empleos tienen sueldos bajos y obviamente “hay que salir a completar el ingreso”, nos han señalado algunas familias preocupadas por el tema.

Si a eso le sumamos las horas no sólo en el “centro de trabajo” sino en las “horas/hombre” que se pierden en traslados, por el ejemplo en la zona metropolitana del país, en los que 3 o 4 horas diarias o más se invierten en el traslado, tarde o temprano se ve reflejado en el saldo contra las familias.

Amén de lo necesario de romper con este círculo vicioso de horas que se le quitan al fortalecimiento de las familias y el reconocimiento del trabajo en casa, hoy no existe en los actuales gobiernos, salvo esfuerzos en Nuevo León, un interés por regresar al  equilibrio vida personal/vida laboral.

Frente a esto, habrá que revisar si en las plataformas de los “suspirantes” a un cargo de elección popular el tema siquiera lo mencionan, conocen o de plano tienen algún interés por generar políticas públicas transversales que comiencen a revertir el daño.

Creo que no les iría mal retomar el tema de salarios dignos, horarios laborales verdaderamente aprovechables y políticas de movilidad que estén a la altura de ciudades como la CDMX, el Estado de México y otras tantas como la misma Guadalajara o Monterrey que comienzan a padecer los estragos de una ausencia notoria de políticas de movilidad, por ejemplo.

El tema habrá que retomarlo las veces que sean necesarias, hay que hablar del tema, hay que exigir que se traduzca no en promesas de campaña,  sino en acciones concretas, es una inversión a la que hay que apostarle.

 

 

 

Imagen tomada de  www.decoralos.com

 

Be the first to comment

Leave a Reply

UA-49372209-1