La inseguridad en México galopante. 2º país más violento nos dicen

Desgarrarse las vestiduras no resuelve los desatinos oficiales.

Por Luis Repper Jaramillo*

lrepperjaramillo@yahoo.com

Dice el refrán mexicano “no hay peor ciego que el que no quiere ver” y esta comenta popular cae al dedo, porque Enrique Peña Nieto, habla de un país tranquilo, que crece, seguro, que “la crisis sólo está en la mente de los mexicanos”, desde luego, es nuestra crisis, porque la del círculo peñista, la de la dirigencia del PRI y los allegados al mexiquenses viven en peñalandia, como aquella de Vicente Fox, su foxilandia.

México se cae a pedazos, en todos los rubros, quizá el más lamentable es de la inseguridad, en donde la delincuencia organizada (ésta sí está organizada, planea, dirige y actúa sus acciones con precisión milimétrica) al grado de que en los 4 años 6 meses del peñato, tiene en su puño y control a los tres (des) órdenes de gobierno: federal, estatal y municipal… y quien considere lo contrario es priista o es infiltrado de los grupos que controlan este país.

Y no sólo es visión personal -lo he expuesto en infinidad de entregas en este espacio-, sino a nivel mundial. El gobierno del PRI/PEÑA NIETO, es vergonzosamente cuestionado, vituperado, descalificado, humillado, basta con mencionar la declaración más reciente del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos del Reino Unido, que reveló el sondeo realizado en 2016, por el Drudge Report, sobre la “Encuesta Mundial de Conflictos Armados” (Ojo, el gobierno de EPN dice que no hay guerra armada en el país, sólo lucha contra los Cárteles, como lo hizo Felipe Calderón), que señala después de Siria, México fue el país más violento del planeta que registró 23 mil asesinatos el año pasado, siendo superado por la guerra Siria, que contabilizó más de 50 mil muertes

El IISS (por sus siglas en inglés) agregó que el saldo rojo mexicano superó, incluso,  al registrado en dos países aquejados por confrontaciones sectarias y la ausencia de Estado, como Irak y Afganistán, que acumularon 17 mil y 16 mil muertos, respectivamente

La visión del IISS precisa que a nivel mundial 157 mil personas habrían muerto en un contexto de conflictos; México concentró 58.9% de las muertes registradas en América Latina.

La violencia es extensa, 22 de los 32 Estados mexicanos, la registran en aumento desde 2016 a la fecha, concluye el análisis internacional.

Al hacerse público y viral este reporte, los burócratas del peñato reaccionaron (así ha sido este sexenio, reaccionario, jamás se anticipa a los hechos), se desgarraron las vestiduras, gritaron a los cuatro vientos que es mentira. La Cancillería en un obsoleto y nada creíble boletín de prensa señaló que  “no tiene sustento alguno porque utiliza cifras cuyo origen se desconoce”

Sostuvo que el informe de IISS que ubica al país como el segundo más sangriento del mundo después de Siria, es infundado. ¡Ajá!

IISS apunta que “los homicidios intencionados en México en 2016 fueron 23 mil, superados sólo por los 60,000 de Siria, que vive una guerra civil”.

El informe identifica el inicio de la violencia en México con la militarización de la guerra contra las drogas emprendida por el expresidente Felipe Calderón en diciembre del 2006, un punto en el que coinciden organizaciones internacionales como Amnistía Internacional y Human Rights Watch. Tres no pueden estar equivocados ¿o sí, Sistema?

Sólo como acotación y para demostrar que los tres organismos internacionales (IISS, AI, HRW) tienen razón doy estas cifras: en la gestión panista de Felipe Calderón, su “guerra fallida” contra el crimen organizado provocó (lea bien) 121 mil muertes, las más lamentables las colaterales (civiles, niños, mujeres, quienes pasan por el lugar de la balacera, etc.), en promedio, durante el sexenio calderonista se masacró una persona cada 30 minutos.

Con Peña Nieto, en sólo 4 años 6 meses la cifras son peores, del 1 de diciembre de 2012, a la fecha (lea bien) se han asesinado a 130 mil personas; también existen daños colaterales. Saque usted el promedio, faltando aun por soportar 1 año y medio para que termine este infierno sexenal del priista Peña Nieto.

Y como se dan las cosas, los guarismos superarán… y por mucho a su antecesor Felipe Calderón, pues un día sí, el otro, el otro y el otro también, se dan enfrentamientos entre narcotraficantes y militares; entre huachicoleros y marinos, entre hampones, rateros y secuestradores contra policías municipales, estatales y federales, en tanto el Gabinete de Seguridad Nacional, el Procurador General de la República, Raúl Cervantes Andrade y sus esbirros sólo salen a los medios a informar de decesos por intercambio de fuego.

El gobierno peñista está perdido, no tiene el control del robo de combustibles, los saqueadores actúan con toda impunidad, venden lo hurtado a pie de carretera, en bidones, succionando con la boca la gasolina o diésel a la toma de combustible de los vehículos. Incluso tienen el cinismo de expenderla a gasolineras concesionadas, coparticipes del delito y las autoridades estatales y federales, omisas, incapaces, coludidas e indiferentes.

Desde los patrulleros federales de caminos, la Empresa Productiva del Estado (antes Pemex), el sindicato del corrupto Carlos Romero Deschamps, cómplice del saqueo, las procuradurías de justicia  locales y la nacional, permiten la ilícita actividad, pues por ser un delito del fuero federal, debería –junto con la EPE y el corrupto Sindicato) vigilar, resguardar, los ductos… pero no, en esta tranza todos son cómplices y rapaces.

Esta inmoral actividad provoca constantemente enfrentamientos armados entre los rateros y elementos del ejército, que regularmente lleva la peor parte, ya que pierden la vida soldados o es “acusado” de excesivo uso de la fuerza, por los familiares –también corruptos e irresponsables- cuando los verde olivo sólo cumplen su misión.

Las autoridades mencionadas (EPE, PGR, Sindicato) son irresponsables pues su obligación es tener un plan, proyecto o programa de resguardo de la tubería transportadora de combustibles, son tan indiferentes que los 3 dejan la obligación a marinos y soldados, cuando –legalmente- no es su función. Sucede que el robo de gasolinas es un negocio muy lucrativo para los funcionarios públicos en comento y para las actividades políticas de gobernadores, alcaldes, diputados, senadores y partidos políticos, porque de las ganancias de la ilícita extracción, financian sus campañas a cargos de elección popular.

Nada más cheque si este no es un negocio redondo para los chupaductos y sus pares (funcionarios y políticos) anualmente esta vergonzosa actividad deja ganancias por más de 30 mil millones de pesos, que repartidos entre las partes… bueno… engrosan su riqueza.

Para llegar a esta cifra escalofriante, los huachicoleros sustraen en promedio 26 mil barriles diarios de gasolina y diésel, en tanto la EPE sólo se conforma con aceptar que “son las pérdidas normales de su producción”. Cínicos, cómplices, corruptos.

Bueno… pues este negro panorama arroja en cada enfrentamiento decenas de muertos, que sumadas a las sucedidas, por ejemplo en Tamaulipas, Guerrero, Michoacán, por capos de la droga, ladrones, secuestradores, etc. conforman las cifras de inseguridad que organismos internacionales divulgan, ante el enfado, rabieta y reacción de un gobierno fallido, que no atina… bueno, a nada… a controlar las masacres, enfrentamientos y ejecuciones que ubican a México como el segundo país  más inseguro del mundo.

Tenemos por delante 18 meses de este sexenio, ¿qué pasará en el rubro de inseguridad?, nada bueno, quizá las cifras aumenten, porque el Sistema no aprende de sus errores, comete los mismos y se enfada cuando se los exhiben… ni modo, estos es así cuando se hacen de un gobierno con trampas, corruptelas y deshonestidad.

Así son ellos, no aprenden a ser honestos luego de 12 años de la docena trágica (Fox, Calderón), regresaron más corruptos… Están en capilla, otros fugados, alguno protegido, otro más en proceso, pero su ADN no cambia, la corrupción es su sino, su sello característico, su modo de vida… Son del PRI

*Miembro de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión (ANPERT) y de Comunicadores por la Unidad (CxU)

 (Imagen tomada del sitio elsoldepuebla.com.mx)

Be the first to comment

Leave a Reply

UA-49372209-1