Vietnam, la guerra en un ícono

 Por Pedro Venegas

El pasado primero de abril cumplió 50 años una de las fotografías que inmortalizó la Guerra de Vietnam, los miembros del batallón aéreo 101 quedaron petrificados para siempre ante el lente del colaborador de Associated Press, The New York Times y The Americans, Art Greenspon que se encontraba en el lugar.

La escena fue captada en el momento en que los norvietnamitas emboscaron a batallón en la selva, en diferentes posiciones fueron captados los uniformados, minutos después, cuando cesaron los disparos, Dallas Brown y sus compañeros posaron para la historia en un ícono que hoy recordamos.

De un flashazo el momento fue captada con maestría, Brown aparece tirado en el suelo haciendo mueca de dolor luego de ser herido en la espalda. No muy lejos de él un sargento alza los brazos como implorando ayuda al cielo, aunque en realidad quería indicarle a un helicóptero donde aterrizar.

Otro de los protagonistas, Tim Wintenburg aparece en el extremo derecho de la imagen ayudando a transportar a un compañero hacia un sector que había sido adaptado para que aterrizara un helicóptero.

Obviamente por la época, la imagen era en blanco y negro y nos muestra toda la realidad de las condiciones que soportaron los soldados durante el año más sangriento de la larga guerra. La imagen se capturó el primero de abril de 1968 y fue postulada al premio Pulitzer de fotografía de ese mismo año.

Aquella fue una guerra que dejo mucho dolor, mucha tristeza, muchos muertos y el orgullo vapuleado de los Estados Unidos, que a pesar de ser una potencia fueron derrotados por un puñado de campesinos convertidos en guerrilleros y sus famosos túneles clandestinos.

Para entender esta guerra y el valor de esta foto tenemos que conocer sus causas y sus efectos, por ello les explicaré que todo inició en 1930 cuando Ho Chi Minh fundó el Partido Comunista de Indochina (PCI), el hambre y la pobreza habían hecho su trabajo en un caldo de cultivo propio de un movimiento bélico.

Para 1941 el PCI organiza el Viet Minh, una fuerza guerrillera y en 1945 el Vieth Minh toma el poder y anuncia la independencia, obviamente una libertad tomada con las armas. Luego, en 1946 Francia ataca al Viet Minh y desata una guerra de resistencia. Cuatro años después, en 1950, China y Rusia (entonces URSS) reconocen a Vietnam como República, todo está preparado para un movimiento armado.

Años después, en 1954, en el Viet Minh rodean una base militar francesa en Dien Bien Phu. El asedio dura dos meses y Francia accede a negociar la paz en Ginebra, no aguanta la presión. Para 1956, el Presidente de Vietnam del Sur comienza a reprimir disidentes y la violencia se desata.

El conflicto en la península de Indochina que tuvo lugar entre mediados de los 50 y mediados de los 70 y que enfrentó al gobierno de los Estados Unidos y al de Vietnam del Sur por un lado, contra Vietnam del Norte y las guerrillas comunistas que actuaban en el lado Sur de ese lugar.

La guerra, al final de cuentas, terminó extendiéndose también a Laos y Camboya. Cabe señalar que esta fue la guerra más larga de la historia norteamericana, fue para este país una experiencia de fracaso y frustración, constituyendo, sin lugar a dudas, el más serio fracaso de la nación estadunidense en la guerra fría.

Los estadunidenses toman partido de esta guerra por sentirse todo poderoso y creer que con su sola presencia todos se rendirían a sus pies. El inicio de la implicación americana se remonta a inicios de los 50 cuando apoyaron los desesperados intentos de Francia por mantener su presencia colonial en Indochina frente a las fuerzas comunistas del Vietminh.

No pudieron con los vietnamitas y la derrota francesa y los Acuerdos de Ginebra de 1954, que consagraron la partición de Vietnam en dos, llevaron a que Washington volcara su apoyo en el régimen anticomunista de Vgo Dinh Diem en Vietnam del Sur que hacía frente al Vietnam del Norte comunista, apoyado por la URSS.

La corrupción de Diem hizo a su régimen crecientemente impopular y finalmente fue derrocado y asesinado por sus propios militares en 1963. Mientras tanto se había creado en Vietnam del Sur el Frente Nacional de Liberación (FNL) donde se aglutinaba toda la oposición incluyendo los comunistas.

Un año después, en 1964, la situación parecía desesperada para Vietnam del Sur. Estados Unidos, alegando como justificación el incidente de Tonkín contra su destructor Maddox el 2 de agosto de 1964, inició una intervención abierta.

El movimiento bélico se incrementó, se pasó de 4000 soldados norteamericanos en 1962 a casi 500 mil en 1967. Los bombardeos masivos, el uso de agentes químicos, la crueldad de la primera guerra retrasmitida por los medios de comunicación hicieron enormemente impopular la política de los Estados Unidos.

En aquel tiempo se hablaba del Tercer Mundo, el bloque comunista (definiendo al comunismo como la doctrina económica, política y social que defiende una organización social en la que no existe la propiedad privada ni la diferencia de clases) y también en partes significativas de la opinión pública occidental.

La violencia no fue bien vista ya que proliferaban movimientos en su contra que luchaban porque triunfara “el amor y la paz”. Dentro de los propios Estados Unidos, la oposición a la guerra se extendió entre la juventud ligándose a movimientos contra el sistema, como el movimiento “hippie”.

Para el tiempo en que fue tomada la foto en comento, tras la ofensiva vietnamita del Têt en 1968, el presidente Johnson decidió el progresivo desvinculamiento del conflicto y la búsqueda de una solución negociada.

Tras una compleja fase de negociaciones y enfrentamientos militares, se firmó en París en enero de 1973 un acuerdo de paz. En agosto de 1973, el Congreso norteamericano prohibió cualquier reanudación de la intervención norteamericana.

Para el final de la guerra, la retirada de las tropas estadounidenses hizo que el régimen de Vietnam del Sur se derrumbara inmediatamente. La ofensiva final comunista tuvo lugar en la primavera de 1975. El 17 de abril, Phnom Penh cayó en manos de los Khmers Rojos y el 30 los comunistas tomaron Saigón. La guerra había terminado.

La verdad de las cosas, la derrota supuso un verdadero trauma para los Estados Unidos de Norteamérica con 58 mil muertos, 300 mil heridos, centenares de miles de soldados con una amplia adicción a las drogas y con serios problemas de adaptación a la vida civil y lo más terrible para ellos… el orgullo herido.

Hoy, los sobrevivientes de esa guerra pueden recordar a través de la foto histórica el horror de la guerra, sus heridas, que algunos casi mueren, y que hubo una República que hizo ver su suerte al país más poderoso del planeta y  para ello tenemos una fotografía que ya cumplió 50 años de existencia.

 

Imagen tomada de www.elmetropolitanoqroo.com

Be the first to comment

Leave a Reply

UA-49372209-1