A Edith hay que escucharla…

Por @galindoenlinea

Hay que escuchar a Edith Márquez. Me dejó gratamente sorprendido su presentación del pasado jueves 15 de Noviembre, día que arrancó su gira #ContigoTour en el Auditorio Nacional.

Había sabido de ella, pero francamente no había despertado más mi interés luego de alguna canción que escuché en algún momento, sin embargo empezó a llamarme la atención justo hace unas dos semanas durante su presentación en la “Entrega de Lunas del Auditorio”.

Su voz, presencia, el contacto con su público que vaya que la siguen, la cuidan, la corean, se vuelven cómplices con las interpretaciones, algunas que dicho por ella misma, le duelen y le recuerdan etapas que pasó.

Los diferentes momentos del concierto están bien armadas, los momentos de baladas, de recuerdos y los momentos en los que el mariachi aparece, no tienen comparación.

Recordó durante su presentación lo que sintió al cantar, por ejemplo “México, Lindo y Querido”, en Rusia, pero la respuesta nunca es comparada con su público del Auditorio Nacional, que ni tardo, ni perezoso respondieron a su llamado de encender sus celulares para corear en varias ocasiones sus éxitos.

Fue como esas fiestas de invitados (casi nada, 10 mil perfectamente sentados) en los que convivieron con la cantante, sin limitarte para recordar sus primeros 20 años de carrera.

Parte de sus éxitos como Mi error, mi fantasía, Dejémoslo así y No renunciaré y los nuevos como Contigo no, Completamente blindada y Aunque sea en otra vida, fueron sólo parte del completo repertorio que fue coreado.
Los homenajes a Juan Gabriel y el que hace “en vida” a Don Vicente Fernández verdaderamente confirman el talento de Edith.
Como dije, a Edith Márquez hay que escucharla, si es que no han tenido oportunidad de verla en vivo, pero y principalmente, hay que cantar con ella, hay que darnos tiempo de incluirla en nuestro playlist, si es que todavía no lo han hecho.

Be the first to comment

Leave a Reply

UA-49372209-1