Luego del #19S se han restaurado 253 monumentos históricos

 

Durante los sismos del pasado mes de septiembre 11 Estados se vieron afectados. La Secretaría de Cultura, con los especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia, del Instituto Nacional de Bellas Artes y de la Dirección General de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural, activó los protocolos para atender la emergencia e iniciar las acciones correspondientes, con el apoyo de las comunidades afectadas.

Al término del primer trimestre de 2018, la Secretaría de Cultura del Gobierno de la República informa que se han restaurado completamente 253 bienes culturales; 194 son inmuebles históricos, 9 zonas arqueológicas y 50 bienes muebles con valor histórico.

Los estados que cuentan con una mayor cantidad de inmuebles restaurados son Morelos con 32, Estado de México con 30, Puebla con 29 y Tlaxcala con 27.

La recuperación de nuestro patrimonio, por el cuidado que requiere y por las tareas de especialización, que son al mismo tiempo científicas y artesanales, tomará más 30 meses.

Entre los inmuebles restaurados destacan la Capilla de San Francisco de Asís, en Cuernavaca; la Capilla de San Lorenzo, en Tlayacapan; las capillas de San Sebastián y de la Santa Cruz, en Tepoztlán; el Museo Arqueológico de Xochicalco, las zona arqueológicas de Chalcatzingo y Coatetelco, en el estado de Morelos.

En el Estado de México, sobresalen el Convento del Santo Desierto, en Tenancingo; el Santuario Señor del Sacromonte, en Amecameca; y el Templo de la Santa Cruz, en Coatepec Harinas.

En el estado de Puebla destacan la Capilla de San Antonio, en San Andrés Calpan; Santuario de Nuestra Señora de los Remedios, en San Andrés Cholula; y el Templo del Espíritu Santo “La compañía de Jesús”, en la ciudad de Puebla. En el estado de Oaxaca, destacan el Templo de San Jerónimo Doctor, en San Jerónimo Nuchita; el Templo de Santiago Apostol, en Santiago Patlanalá; y el Ex Convento de Santo Domingo de Guzmán, en la capital oaxaqueña.

En el estado de Chiapas destacan el templo de Santa Cruz de Cunduacán y La Pila en Chiapa de Corzo, así como la parroquia de San Sebastián, en Zinacantán. En la Ciudad de México destacan la Capilla de San Antonio Panzacola, el Templo Expiatorio Nacional de Felipe de Jesús y la Iglesia Nuestra Señora de El Pilar La Enseñanza. En el estado de Tlaxcala, se hallan las zonas arqueológicas de Acozac y Tlacopaya, así como la Parroquia de Santa Inés, en Zacatelco.

En la primera etapa del Plan Maestro, que concluyó en el primer trimestre de 2018, se contó con recursos provenientes del Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales (Fonden) y del seguro con que cuenta el INAH que cubre las afectaciones al patrimonio histórico y arqueológico.

Se ha contado con el apoyo internacional de la Unión Europea y la UNESCO; así como la solidaridad de diversos países como Alemania, Hungría, España, Italia y Francia. Es importante destacar las valiosas aportaciones de fundaciones del sector privado e instituciones académicas y religiosas, como la Fundación Harp Helú, la Fundación Carlos Slim, la Fundación Jenkins, la Universidad Nacional Autónoma de México, la Federación de Colegios de Arquitectos y la Conferencia del Episcopado Mexicano.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

UA-49372209-1