Estrena El Met de NY versión surrealista de ‘Così Fan Tutte’

Fotos: Metropolitan Opera | Marty Sohl

Con una nueva y alucinante producción surrealista, la aclamada versión del director y productor artístico Phelim McDermott de Così fan tutte, una de las óperas más famosas de Wolfgang Amadeus Mozart, llegará a la pantalla gigante del Auditorio Nacional este 31 de marzo, como parte del programa En vivo desde el Met de Nueva York.

Situada por McDermott en el parque de diversiones de Coney Island en los años 50, esta obra que cuestiona la fidelidad amorosa femenina, resurge como un drama hilarante que conserva su vigencia, enmarcado en un escenario de evocación carnavalesca con todo y rueda de la fortuna.
Alejada de la versión conservadora que ofrecía el Met desde hace años, la puesta en escena de McDermott apunta sobre la transgresión sexual que contiene la trama de esta ópera al abordar el tema del intercambio de parejas, pero ubicada ahora en plena cúspide de la revolución sexual en Estados Unidos y no en el siglo XVIII en Nápoles, como era originalmente.
Bajo la batuta de David Robertson, la producción cuenta con un elenco integrado por la soprano Amanda Majeski, como la conflictuada Fiordiligi; la mezzosoprano Serena Malfi, como su hermana Dorabella; la soprano Kelli O’Hara, ganadora del premio Tony en 2015, como la vivaz doncella Despina; el tenor Ben Bliss, en el papel de Ferrando; el bajo barítono Adam Plachetka como Guglielmo, y el barítono Christopher Maltman, como el cínico Don Alfonso.
La ingeniosa visión de Phelim McDermott sobre la comedia de Mozart hace que la historia suceda en un ambiente de carnaval macabro con toques vintage, donde además de los protagonistas de la historia, deambulan por el escenario verdaderas damas barbudas, tragafuegos, encantadores de serpientes, contorsionistas y enanos.
McDermott, ha dicho que decidió construir este ambiente y contratar intérpretes reales para mostrar un escenario surrealista de acuerdo con la trama, en el que confluyen la estética sórdida de los artistas de carnaval y el género operístico como una de las expresiones más altas del arte.
A los cantantes de ópera se suma una docena de actores que interpretan a estos personajes bizarros, quienes realizan sus actos fantásticos y fungen como trabajadores del carnaval que empujan a los protagonistas a los juegos: “Los cantantes de ópera son extremos con sus voces y nosotros somos extremos con nuestros cuerpos”, dijo el contorsionista Jonathan Nosan al diario The New York Times. “Estamos impresionados con los cantantes y ellos están impresionados con nosotros. Es una reciprocidad de pasión extrema”.
Para medios como Opera Wire, en una historia cuyo planteamiento principal es demostrar que las mujeres carecen de integridad y fidelidad en cuestiones de sexo y amor, esta nueva versión juega más con las políticas de género, en un mundo donde el amor es una farsa como el mágico Coney Island, con sus numerosas ilusiones, en las que nada es estable ni real: “En esencia, la ópera es una gran broma en la que todos los personajes finalmente juegan el uno con el otro. Esta producción permite que la audiencia la disfrute con ellos”.
Así, con una coproducción de la English National Opera, durante aproximadamente 3 horas con 31 minutos se narra la historia que relata con elegancia un enredo amoroso a partir del intercambio de parejas con final amargo.
Dos jóvenes oficiales, Ferrando y Guglielmo, presumen de la belleza y virtud de sus amadas, las hermanas Dorabella y Fiordiligi, pero Don Alfonso insiste en que la constancia de las mujeres es como el fénix árabe: todos dicen que existe, pero nadie lo ha visto.
Así que apuesta con ellos a que si le conceden un día y hacen lo que él les pide, demostrará que las hermanas son como todas las mujeres: volubles. Los dos jóvenes aceptan y se deleitan imaginando cómo se gastarán las ganancias de la apuesta, pero el destino les deparará una sorpresa.
El programa En vivo desde el Met de Nueva York ya es un clásico del Auditorio Nacional, el cual se suma a los más de 2 mil cines y recintos de 71 ciudades del planeta donde se disfrutan las producciones de esta temporada 2017-2018, que consta de 10 puestas en escena, entre ellas La flauta mágica, El ángel exterminador, El elixir de amor y Cenicienta.
En vivo desde el Met de Nueva York: Così fan tutte se proyectará el 31 de marzo a las 11:00 horas en el Auditorio Nacional (Reforma 50, Bosque de Chapultepec). Boletos: De $70 a $460, disponibles en las taquillas del foro sin cargo extra y en el sistema Ticketmaster.
Próximas funciones de En vivo desde el Met de Nueva York
Luisa Miller, de Giuseppe Verdi: 14 de abril de 2018, 11:30 horas
Cenicienta, de Jules Massenet: 28 de abril de 2018, 12:00 horas

Be the first to comment

Leave a Reply

UA-49372209-1