#ENTREVISTA/El Jardín Secreto o la plenitud de un reino en otoño

Por  +Felipe Galindo 

No es común encontrarse en medio de un café, sentados en la misma mesa, a la Reina Blanca Marfil (Mercedes Olea), al Rey Negro (Ulises Basurto) y al tercero en discordia, el vivales Cavagliero (Ernesto Lecuona), escena seguramente inimaginable en el Reino del Tablero y esta vez sólo fue posible en la realidad, ante la ausencia involuntaria de la encargada de buscar soluciones a su manera, Peonza, Peoncilla (Pilar Boliver) por esto de las enfermedades respiratorias tan de moda hoy en día.
Se dan tiempo de platicar con Al Grano, acompañados de su directora, Rocío Carrillo y parte del equipo de producción  de la obra de teatro El Jardín Secreto, que está en escena desde el pasado 9 de febrero y que no puede faltar en nuestros pendientes, al menos de aquí y hasta el 26 de abril, todos los martes en punto de las 20:30 horas en el Foro La Gruta, del Centro Cultural Helénico (Ave. Revolución 1500, col. Guadalupe Inn, en la CDMX).
“Abordamos el amor y el erotismo en la edad madura, se trata de una metáfora en la que el Reino del Tablero está en juego y es Peonza Peoncillón el único ser que está para atender a los reyes, a ratos como paje del Rey y a ratos como doncella de la Reina, la decadencia de este reino tiene su origen porque los reyes no tienen cama”, advierte Rocío Carrillo, la directora de la obra, egresada de la licenciatura en Literatura Dramática y Teatro de la UNAM.
Ante esta situación Peonza encuentra un anuncio de un caballero experto en amores  (que termina por ser un vivales que encuentra su oportunidad para enamorar a la reina con claras intenciones de ser el nuevo rey).
“Se trata de una farsa con comedia de enredos, una  evocación del teatro del siglo de oro español que se cuestiona qué pasa con el amor y la sexualidad en la edad madura, hacia allá queremos llamar la atención.
“Hay una cultura que rinde culto a la juventud que esta sobrevalorada, como si fuera la única etapa en la que se pueden vivir plenamente temas como el amor y la sexualidad”, continúa.
Se trata de una obra ágil y divertida, nos previene Ernesto Lecuona, quien le da vida al Cavagliero, “es una manera de ser “jocoserio, muchas partes están en verso con un lenguaje actual, totalmente atractiva para los jóvenes, tiene picardía, es dinámica y fresca.
“Esto se agradece en el teatro y en la cultura porque tiene un leguaje ligero y habla mucho de la importancia que tiene la comunicación humana cuando una pareja como ésta de la reina y el rey comienzan a distanciarse por la falta de comunicación”, agrega el Cavagliero.
Habrá que estar atentos de los libros que aparecen en este enredo, señala el Rey Negro (Ernesto Lecuona) porque son los que complementan la serie de conflictos y revelan lo que hay detrás de cada personaje.
“Hay una gran habilidad de la dramaturga (Verónica Maldonado) que nos deja ver los defectos y sus consecuencias, la soberbia, la falta de comunicación que le suman a este enredo”.
La reina Blanca (Mercedes Olea) destaca el lenguaje poético de la obra en donde justo el amor se compara al Jardín, las flores, las estaciones del año que son las de la vida, la primavera y el despertar de la sexualidad adolescente, el verano de la plenitud adulta, ” el otoño en el que piensan que todo se ha acabado y no es cierto y finalmente el invierno que siempre llega”.
La obra se presenta en su segunda temporada en el Foro la Gruta y la compañía teatral liderada por Rocío Carrillo se consolida como un equipo que se encontró en la aulas de la UNAM y que vive su mejor experiencia con el trabajo en el escenario.

#DATOALGRANO

El Jardín Secreto fue escrito por la dramaturga mexicana Verónica Maldonado.

Se presenta todos los martes hasta el 26 de abril en el Foro La Gruta, del Centro Cultural Helénico (Ave. Revolución 1500, col. Guadalupe Inn, en la CDMX).

Be the first to comment

Leave a Reply

UA-49372209-1