La Crisis del Sistema Penitenciario en México es consecuencia de la corrupción, falta de transparencia y rendición de cuentas: Montero Zendejas

Alrededor de 65% de las cárceles del país padecen un autogobierno que está en manos del crimen organizado, al grado que hay privilegios, fiestas y violencia.

El Observatorio Ciudadano del Sistema Penitenciario es una asociación sin fines de lucro, tiene como filosofía la solidaridad social.

El principal objetivo es denunciar acontecimientos graves que ocurren en la sociedad en torno al problema penitenciario, así como la falta de aplicación y observancia de Derechos Humanos en las cárceles del país y de países de Latinoamérica.

Contribuye a la edificación de una cultura de derechos para aquellos privados de su libertad, al igual para todos aquellos que han sido violadas sus garantías procesales y derechos humanos.

En entrevista, el Presidente del Observatorio Doctor Daniel Montero Zendejas, señala que para nadie es ajeno que en las cárceles de nuestro país impera el autogobierno, dirigido en gran medida por grupos criminales, que no siguen siendo más que operadores del crimen organizado dentro y fuera de los centros de reclusión de todo el país; que las rejas no son una limitante para ejercer el poder y que la autoridad poco o nada hace para contrarrestar esta situación.

En este sentido alerta que “mientras el estado y las autoridades  sigan coludidas con el crimen organizado y sean omisos ante esta realidad; poco efecto tendrán las reformas y las leyes en materia de seguridad y legalidad jurídica; puesto que no solo basta con la positivación de los derechos humanos hoy llamados fundamentales, tenemos que mutar del estado legal al estado constitucional que brinde los mecanismos necesarios para el correcto funcionamiento del sistema penitenciario, puesto que no solo se trata de delincuentes que se pudren en la total indiferencia y estigmatismo dentro de las cárceles, se trata del reflejo mismo de nuestra sociedad”.

Daniel Montero Zendejas, del Observatorio Ciudadano del Sistema Penitenciario, subrayó que los puntos focales a observar en el renglón son: superpoblación, corrupción y ceguera de autoridades.

“Hay hacinamiento y bajo salario del personal de seguridad y custodia, lo que condiciona actos de corrupción y en muchos casos el dominio de la delincuencia organizada”.

Incluso, denunció, “el general Eduardo Gómez, Genaro García Luna –ex secretario de Seguridad Pública Federal– y otros funcionarios entraban a los penales donde había fiestas, armas, trabajadoras sexuales y botellas, y no pasaba nada”.

Por último, hizo una llamado al Gobierno de la República, a la Secretaria de Gobernación para rediseñar y evaluar las políticas del sistema penitenciario, mantener y promover la cultura de la legalidad, fortalecer las políticas de prevención de la violencia y la delincuencia. En este sentido, señaló la importancia de la transparencia y rendición de cuentas en la materia para consolidar el estado democrático y el estado de derecho. 

Daniel Montero Zendejas, quien en 2009 fue subsecretario de Reinserción Social, y Delegado de la PGR, actualmente es académico de la Facultad de Derecho de la UNAM. Especialista en derecho público y derecho penal económico (antilavado), servidor público a nivel de mando superior en áreas de procuración y administración de justicia, escritor y conferencista internacional y especialista en derecho penitenciario.

Be the first to comment

Leave a Reply

UA-49372209-1