El agua, la fibra y el cerebro

Si el aporte de líquido es insuficiente, nuestro balance hídrico entra en números rojos y se incrementa el riesgo de padecer estreñimiento

Por Virginia Ramírez
Nutrióloga, vocera Fibré

Tomar agua y mantener un nivel adecuado de hidratación es fundamental para la salud así como el buen funcionamiento del cuerpo.  Recordemos que el agua es el principal componente de nuestro organismo. 

virginiafibratatuintelecto

Muchas personas consideran que tomar líquidos sólo es importante para realizar actividades físicas y no para el funcionamiento cerebral. Sin embargo, realizar esfuerzos mentales o físicos nos demandan de manera similar y ambos requieren de una ingesta de líquidos adecuada porque si no el rendimiento se verá disminuido.

La escasa hidratación cerebral se manifiesta con menor capacidad para prestar atención, disminución de la memoria de trabajo y de corto plazo, de la coordinación motora, del tiempo de reacción, aparición de dolor de cabeza y cierto grado de desorientación. Es fundamental para mantener en perfectas condiciones el organismo, incluyendo el cerebro.

Si el aporte de líquido es insuficiente, nuestro balance hídrico entra en números rojos y se incrementa el riesgo de padecer estreñimiento, infecciones del tracto urinario o cólicos de riñón, entre otras enfermedades.

¿Sabías que existen alimentos que ayudan directamente a alimentar el cerebro, tener mejor memoria, estar más alerta y sobre todo a razonar mejor los problemas? 

La fibra ayuda a que los alimentos se absorban lentamente y por consiguiente colabora a que el cerebro reciba la cantidad adecuada de glucosa.

Como ya sabemos, todo lo que consumimos afecta notablemente nuestra salud en general. Por ello, la alimentación diaria, impactará sin duda alguna, en el  humor y la función cerebral. 

Nuestro cerebro es muy demandante en cuanto al consumo de energía. La ingesta de alimentos tiene gran influencia en la bioquímica cerebral y la función de las neuronas, lo que tendrá consecuencias en nuestro estado de ánimo, en la forma de dormir y de socializar.

Por eso una botella de 600 ml de Fibré nos ofrece una forma de hidratarnos y al mismo tiempo consumir el 25% de la fibra que necesitamos al día, en dos deliciosos sabores manzana-kiwi y jamaica-arándano y sin calorías. Todo para que nuestro organismo trabaje correctamente.

¡Fibrátate! 

Be the first to comment

Leave a Reply

UA-49372209-1