Estas son las principales enfermedades bucales

El llevar una rutina oral perfecta es algo que se complica sobre todo cuando tu día va tan rápido que ya ni siquiera recuerdas si te has lavado los dientes o no.

Pero pese a ese ritmo al que vivimos, no debemos olvidar que el origen de la mayoría de las enfermedades bucales deriva de una mala rutina de higiene oral; a continuación te hablaremos de las principales enfermedades bucales y como detectarlas a tiempo.

Placa bacteriana

Esta placa bacteriana también es conocida como biofilm y es una capa pegajosa de bacterias, la cual a veces puedes sentir en tus encías y dientes al despertar por la mañana.

La presencia del biofilm es normal, incluso si te cepillas, usas hilo dental y enjuague bucal; sin embargo, si no la eliminas diariamente, es posible que se forme y se desarrolle la placa dental.

Para evitar la creación de la placa dental es recomendable que cepilles tus dientes, uses hilo dental y enjuague bucal a diario y con la frecuencia recomendada al día ya que si tu frecuencias de uso es menor, el biofilm tomará un color amarillo pálido que si no lo eliminas puede irse endureciendo hasta convertirse en sarro y aumentar su grosor, ya en este caso, solo el dentista puede eliminarla con herramientas profesionales.

¡Es por eso que debes de tener una rutina de cuidado oral completa!

Gingivitis y Periodontitis

Cuando estás preocupado por tus encías y comienzas a investigar, puedes confundirte con los múltiples términos médicos y técnicos que hacen referencia a la enfermedad de las encías, en este caso te hablaremos de la Gingivitis y la Periodontitis:

Gingivitis es la etapa inicial de la enfermedad de las encías y es reversible; se distingue por encías rojas e inflamadas que sangran fácilmente cuando se cepillan o se usa hilo dental. Si la gingivitis no es tratada con una mejor higiene oral, puede progresar y en su etapa más grave le llamamos Periodontitis, la cual ya no es reversible y ataca las encías, el hueso y el tejido que sostiene y mantiene en su lugar los dientes.

La Periodontitis tiene como efecto con del tiempo el debilitamiento de los dientes, es decir se van aflojando hasta el punto de caerse y perderlos definitvamente.

La enfermedad de las encías es la principal causa de la pérdida de dientes, por eso lo mejor es tratar a tiempo cualquier problema de las encías con una rutina de enjuague adecuada.

Sangrado de encías

A medida que envejecemos, es cada vez más común ver una o dos gotas de sangre en el lavamanos después de cepillar tus dientes o usar hilo dental; es tan común que puedes llegar a creer que no es la gran cosa, pero el sangrado de las encías, incluso durante la limpieza de un odontólogo no es normal y no es muestra de una boca saludable.

Son signos, posiblemente, junto con otras señales similares de alerta de enfermedad de las encías, tales como hinchazón o enrojecimiento.

Millones de adultos tienen algún tipo de enfermedad de las encías, sin embargo, sólo una fracción muy pequeña se da cuenta dado que el dolor de las encías no es un síntoma temprano; la buena noticia es que la enfermedad de las encías en su etapa temprana es reversible, con sólo mejorar la rutina de higiene oral diaria y visitas más frecuentes al odontólogo lograrás eliminar la placa y el sarro con herramientas profesionales.

Si notas algún sangrado no esperes para comenzar una adecuada rutina de higiene oral que incluye enjuague bucal dos veces al día después de tu cepillado y el uso de hilo dental.

Contracción de las encías

Uno de los signos más reveladores de la enfermedad de las encías y que no querrás ignorar, es el descubrir que tus encías y el hueso se retraen de los dientes haciendo visible su parte inferior.

Esto se presenta como un estado intermedio, pero esto te acerca al momento cuando las encías se separan. A este estado le llamamos contracción de las encías, esto ocurre cuando las raíces de los dientes se exponen a las bacterias dañinas y tu boca se vuelve susceptible a toda una serie de problemas de salud.

Si no lo tratas en tiempo, la recesión de las encías puede tener consecuencias graves e irreversibles, como la pérdida de la dentina (que es el tejido duro y denso que forma el grueso de un diente debajo del esmalte para mantenerlo firme y en su lugar) y las raíces expuestas pueden suavizarse, doler y hasta infectarse.

Son varias las enfermedades que tu boca puede llegar a sufrir, para estos casos te recomendamos siempre reforzar tu rutina de higiene oral y conseguir un buen enjuague bucal, no todos los enjuagues bucales tienen los ingredientes para eliminar las bacterias que provocan gingivitis, revisa los ingredientes en la etiqueta del enjuague bucal para confirmar si contienen los cuatro aceites esenciales (eucaliptol, mentol, salicilato de metilo y timol) que combaten la enfermedad de las encías.

El uso diario de enjuague bucal combate las bacterias que pueden aferrarse a tus encías y formar la placa bacteriana.

Cuando no atacas la placa, ésta puede endurecerse y convertirse en sarro.

Existen enjuagues bucales que también contienen fluoruro, que fortalece el esmalte dental y los protege de la aparición de caries.

Be the first to comment

Leave a Reply

UA-49372209-1