En duda el dólar de EU como divisa referencial

París, Francia.-De acuerdo con Didier Saint-Georges, Director de Carmignac; una de las principales gestoras de activos independientes en el mundo, con 53 mil millones de euros en activos gestionados; sobre el dólar se cierne una amenaza.

“Asistimos a un hecho sin precedentes: se está dando una convergencia de factores económicos y políticos que pone seriamente en duda el estatus del dólar estadounidense como divisa de referencia a escala mundial. Esto podría tener una enorme repercusión en los mercados ahora que nos adentramos en una era sin el estímulo de los bancos centrales”.

Agregó que, en el plano político, desde el 2008, el dólar ha sido innegablemente la divisa mundial por la que han optado todas las gestoras de activos internacionales. No obstante, desde principios de este año, existe la sensación —y con razón— de que la notoriedad del liderazgo estadounidense está disminuyendo y, al mismo tiempo, la zona Euro y China se fortalecen.

Actualmente, Estados Unidos le está dando la espalda a Alemania y, con la elección de Macron en junio, el país germano podría por fin estrechar sus lazos con Francia y forjar el famoso eje franco-alemán. Al mismo tiempo, la posición de Xi Jinping en China es más sólida que nunca. Todos estos acontecimientos, en conjunto, hacen que las divisas alternativas disfruten de una suerte de renacimiento y, por ello, con una marcada tendencia positiva para el euro, el yuan y el oro.

“Si nos fijamos en el plano económico, todo concuerda a la perfección. Existen desconexiones en los ciclos económicos: por un lado, la actividad industrial se ralentiza en Estados Unidos, pero el consumo está recobrando dinamismo -si bien este hecho se debe únicamente a que la tasa de ahorro en este país ha disminuido en fechas recientes- esta tendencia no es sostenible. La siguiente fase del ciclo estadounidense sugiere una ralentización del consumo. Por otro lado, Europa se encuentra en una situación de mayor fortaleza —mucho más lejos de una ralentización—, lo que constituye un interesante reflejo del 2014, cuando Estados Unidos lideraba la recuperación económica y los mercados se mostraban mucho más pesimistas respecto del país norteamericano que de Europa”.

Saint-Georges agregó que si bien la fortaleza del euro es positiva para Europa, también puede ser negativa para los beneficios empresariales del Viejo Continente. Si el euro se aprecia un 10%, el resultado es que los beneficios de las empresas se reducen en un 5%-6% de media.

De cara al futuro, se puede prever que Mario Draghi, Presidente del Banco Central Europeo, acaparará todas las miradas durante su junta principal este 7 de septiembre, cuyas medidas y declaraciones, influirán en el impacto del euro en la región. Sin embargo, sería imprudente mantener una política extremadamente acomodaticia en un momento en el que la situación económica europea ya no justifica la aplicación de medidas de emergencia.

No obstante, la paradoja es que, si sugiere de forma inequívoca que normalizará su política, los mercados se preocuparán en exceso sobre un drástico endurecimiento de las condiciones financieras, a pesar de la favorable situación actual del euro. Es por ello, que Draghi deberá ser capaz de realizar un complicado ejercicio de equilibrismo, en lo que también será un acontecimiento decisivo para los mercados de todo el mundo.

Didier Saint-Georges es miembro del Comiteì de Inversiones y managing director de Carmignac. Acumula 28 años de experiencia en la industria. Forma parte del equipo de Carmignac Gestión desde 2007, donde además desempeña una labor de asesoría de portafolio.

 

Imagen tomada del sitio www.contenido.com.mx

Be the first to comment

Leave a Reply

UA-49372209-1